Derecho Romano

 

La Persona

Como ya se ha dicho no hubo teoría general en Roma pero haremos un poco aquí para explicar el tema de la persona en Roma.

La persona en Roma no era lo mismo que hombre como es hoy día donde todo hombre es persona.

En Roma la persona era el hombre más su  posición social o familiar. Esta situación o posición del hombre en la familia o en la sociedad se lo denominó ‘status’.

El ‘status’ podía ser de tres maneras o niveles que determinaban la capacidad de las personas:

  • Status libertatis:  -> Libres.

  •  -> Libertos: ->  Ingenios

  • ->  Manumitidos

  • Status Civitatis: ->  Romanos

  • -   Latinos

  • -   Peregrinos  

  • Status Familiaris: ->  Sui Iuris

  • -   Alieni Iuris

 

Estas status podían modificarse o variar. Esta modificación del status de la personas se denomina ‘capitis diminutio’ o disminución de cabeza.

Esta disminución de capacidad podía ser:

 

  • Máxima, para lo que perdía todos los derechos civiles incluso la libertad. (tacha de infame: se obtiene por no respetar las costumbres, el vivir honestamente, o por venta en bloque de los bienes: ‘Venditio Bonorum’)

  • Media, pierde la ciudadanía y conserva las otras dos. (destierro, cautivo o prisionero de guerra)

  • Mínima, pierde la familia. (Adopción, mujer casada que era considerada principio y fin de su familia) 

 

Capacidad de derecho la personas: No tenía capacidad de derecho (es decir no podía ser titulares de derechos):

  • 1.      Por tacha de infame.

  • 2.      Por condición social de plebeyo.

  • 3.      Por profesión los gobernantes no podía adquirir bienes ni casarse con mujeres de su jurisdicción.

  • 4.      Por profesión de militar se obtenía privilegios para testar.

En cuanto a la capacidad de hecho, es decir para obrar y ejercer sus derechos. No tenia capacidad de hecho:

  • 1.      Por edad: impúber hasta 7 años era incapaz absoluto y desde 12 en las mujeres y 14 los varones eran incapaces relativos de hecho. Todos los menores de 25 años son considerados menoris.

  • 2.      Por sexo: la mujer no puede testar, ni asistir al procedimiento judicial. Era considerada la mujer el principio y fin de su familia, como ya se ha dicho.

  • 3.      Por enfermedades: sordo, ciego y mudo.

  • 4.      Por prodigalidad, dilapidar sus bienes en detrimento y riesgo de su familia.

En cuanto al domicilio se puede decir que era voluntario y elegido por la persona. Era necesario aquel que era impuesto por la ley. El liberto obtenía el domicilio del patrono. La mujer casada el domicilio del hombre. Los desterrados el lugar de destierro.

Los esclavos

Tratamiento de los esclavos. No eran personas. Eran considerados un homo (hombre) más una res mancipi (cosa importante). Se podían vender, comprar, negociar, prendar, hipotecar.

El esclavo podía haber nacido en esa condición, podía haber tenido una deuda que lo convierte en esclavo o podía haber sido tomado esclavo por conquista. La libertad es considerada la capacidad del hombre se hacer lo desee sin contrariar las normas de IUS. El esclavo puede acceder a esta liberta de distintas maneras:

  • Por imperio de ley del Emperador o alguna autoridad o pública. Por ejemplo un esclavo ayuda a esclarecer el crimen de un dominus o se denunciaba un falsificador de moneda.

  • Y la más común hecha por el dominus. Que podía ser por Manumisión Solemne o No solemne.

 1.      Manumisión Solemne: Este acto contemplado por el Ius convertía al esclavo en liberto. Esta manumisión podía ser:

  • Per Vindicta (vara), El silencio no obliga en roma pero en este caso la ley establece la obligación de pronunciarse así que el silencio del dominus es afirmación.

  • Per censum (se lo incluía en el censo al esclavo),

  • Per testamentun (fueron acotada a 100 la cantidad de manumisiones por testamento por Octavio – Lex fufia canina y otra lex Aelia Sentia: los manumitente debe tener 20 años y el esclavo 30. Se declara nula la manumisión en fraude a acreedores. Prohibe la manumisión del esclavos por tacha de infame.),

  • In Exclesia (en época de Constantino (siglo IV DC) se declara la libertad de cultos y establece la manumisión para pascuas).

 

2.      Manumisión No Solemne: Se otorga de manera sencilla, lo invita a su mesa, en reunión de amigos. Pero este esclavo quedaba liberto de hecho, no jurídicamente. Esta libertad es revocable. El pretor al observar esta injusticia aplican equidad y otorgan libertades hasta el año 19 DC donde se dicta una Lex Junia que declara al liberto latino (como era llamado antes por no solemne) en una situación intermedia entre el hombre libre romano y el peregrino o extranjero.

El esclavo tenía una relación directa con el dominus, era el brazo extenso de su dominus. El dominus le podía ir dando bienes para que sean administrados por él lo que le proporcionaba un peculio a su favor. Muchos esclavos lograron comprar su libertad por su excelente administración de bienes para su dominus.

Entre el dominus y el liberto quedaba una relación de patronato. El patrono va a la sucesión del liberto en segundo grado y después de los hijos.

Ejemplos de cuasi esclavitud en Roma:

  • La mujer.

  • El demandado que era llevado por 60 días hasta pagar, caso contrario era esclavo.

  • El colonato, el trabajador de la tierra, los campos se vendían con las personas.

  • Rescate de enemigo: se paga un rescate, el liberado quedaba en cuasi esclavitud hasta pagar el rescate al amigo que lo rescató.

  • Alquiler de personas para circos:  sometidos a azotes, trabajos animales, quemaduras, etc.

  • Gladiadores: para el circo romano.

 

Principio y fin de la persona en Roma

En cuanto a la idea de persona jurídica no se concibió como un ente distinto al de sus miembros hasta que en Bizancio si comienza la idea de entes que puedan tener personalidad jurídica y surgen las asociaciones, fundaciones, universidades sin llegar al estado.

La herencia yacente (sin herederos) eran considerada una persona jurídica.

En cuanto a la existencia de la persona física en Roma podemos decir que el comienzo lo marca el nacimiento, de ahí Nasciturus (el que debe nacer) y el fin de la persona está dado por la muerte para lo que es abre la sucesión mortis causa. La muerte debe ser probada por los interesados.

Una ley cornelia establece la ficción que el militar muere un segundo antes de ser tomado prisionero para poder testar con capacidad civil.

Es importante destacar que durante la permanencia el seno materno se le dieron protecciones al Nasciturus. Al hijo por nacer se le asignaba en caso de ser necesario un curador ventris. Hubo leyes que castigaron el aborto con el destierro. Por lo anterior se piensa que la concepción podía ser considerada como principio de la persona humana. 

Pero para ser considerado persona y con derechos debía nacer con vida y cumplir con tres requisitos:

1.      Separado del seno materno, corte del cordón, sino era considerado entrañas de la madre.

2.      Que tenga figura humana, que no sea un prodigio de la naturaleza, Minotauro, Centauro (semidiós). No se concebía la idea de discapacidad. Los nacidos con malformaciones eran dejados en el suelo luego de nacer para que el Pater decida; si lo alzaba pasaba a ser Sui Iuris sino era Alieni Iuris  y lo tiraban a la roca calcárea para ver si volaba. Si no lo tiraban quedaba en la miseria total. Las enfermedades aceptadas eran la ceguera, sordera y la mudez.

3.      En cuanto al nacer con vida se debaten dos corrientes de pensamientos: los sabinianos que demuestra que vive con cualquier signo de vida,  mueca o gesto y la corriente de los proculeyanos que demuestran la vida con el llanto. Justiniano se adhiere a la de los sabinianos.

El pretor advierte en la etapa clásica que el tema de la sucesión merece tutela ya que hasta ese momento sólo heredan los familiares de vínculo civil con el Pater Familia. Pero el pretor vio que había otra gente que estaba bajo la potestad del Pater como los hijos mancipados. Entonces heredaban los agnados (vínculo civil) y no los cognados (vínculo de sangre).

Status de las personas en Roma

Como se ha mencionado la persona en Roma era el hombre más su status y este podía ser:

  • Status Libertatis: Titular de todos los derechos.

  • Status Civitatis: Es el estado o posición jurídica que ocupa el hombre libre en sociedad.

  • Status Familiaris: Es la posición que ocupa el hombre libre ciudadano romano en la familia.

La plena capacidad de derecho se da por la presencia conjunta de los tres estados en la persona.

Status Libertatis: era el hombre libre, no esclavo o sometido.

Status Civitatis: Se dividían en:

  • romanos,

  • latinos (veteres del Lasio, Roma se le reconoce la ciudadanía, los juniani que por lex junia se hacen ciudadanos luego de ser manumitidos no solemnes y los coloniani que eran los habitantes de las colonias cercanas a Roma. Todos por el ius civilis), y

  • peregrinos o extranjeros alcanzados por el ius gentium o si querían por el ius civilis. Los que ofrecían resistencia (‘dedictici’) no podía ingresar a roma debiendo permanecer a 100 millas de distancia.

Un ciudadano romano poseía tres nombres, el propio el de la gens y el de familia. Por ejemplo ‘Tulio Hostilio Cicerón’. Nos damos cuenta que estamos frente a un ciudadano romano que podía:

  • ·         acceder a magistratura

  • ·         sufragar

  • ·         colegio sacerdotal

  • ·         ius comercium

  • ·         ius conubian (justa nupcias entre romanos)

  • ·         testar

  • ·         heredar o recibir legado

  • ·         solicitar acción

  • ·         impuestos

  • ·         censo

  • ·         legiones militares

  • ·         Tutela de hijos de liberto fallecido.

 

Status de Familia: Pueden ser:

  • Sui Iuris: No dependen de ninguna autoridad superior. Era el pater familia que tenía autoridad sobre mujer, hijos, esclavos e hijos bajo mancipio.

  • Alieni Iuris: eran todos aquellos que estaban bajo la potestad del Pater familia.

Parentesco en Roma: Eran dos clases de parientes los que se originan en Roma. Una por agnación (vínculo civil) y otro por cognación (vínculo de sangre). Esto modificó la sucesión ya que antes en la antigüedad heredan los de vínculo civil es decir los agnados. El pretor de la época clásica crea la Bonorum posesio, llamaba buen poseedor a los hijos mancipados. Luego en Post clásico con Justiniano se crea la legítima (herederos forzosos) y se hereda por cognación.

Oscar Londero