Derecho Civil III - Contratos

 

Prueba

El contrato se prueba por los medios y formas legales previstos. El CC trata la prueba de los contratos en los Art. 1190 a 1194 CC. pero debió ser tratado en la prueba en general de los actos jurídicos que son su género. La prueba se encuentra regulada por el derecho de fondo (medios de prueba) y de forma (modos de prueba).

Los medios de prueba del Código Civil enumerados en su Art. 1190 son los siguientes:

  • Instrumentos públicos: son los mencionados en el Art.979 CC. El instrumento público prueba su autenticidad 'per se', ya que la ley presume que tanto el documento como su contenido son auténticos. El instrumento público hace plena fe hasta se pruebe su falsedad por medio de querella. 

  • Instrumentos particulares firmados o no firmados: los instrumentos privados no requieren formalidades rigiendo el principio de libertad de formas pero con la exigencia de la firma de las partes y el doble ejemplar. Los instrumentos privados deben ser probados (debe ser reconocida la firma por la otra parte) a diferencia de los públicos que hacen plena fe por sí mismos. Pero para que sea válido contra terceros debe tener fecha cierta que se adquiere según el Art. 1035 CC. Respecto de los instrumentos privados no firmados como los tíckets o los registros informáticos se consideran medios de prueba importante y principio de prueba de la existencia de un contrato.

  • Confesión de partes: La confesión es la declaración de la parte reconociendo la verdad de un hecho personal que produce efectos desfavorables para ella y favorables para la otra parte. Es la declaración de una persona contra sí misma ('a confesión de parte relevo de prueba'). La confesión puede ser:

    • Judicial: cuando se presenta dentro del proceso. Es la absolución de posiciones del proceso civil.

    • Extrajudicial: cuando se presta fuera de un proceso, no se hace ante un juez. 

  • Juramento Judicial: es la manifestación de hace una persona bajo juramento de decir verdad y que generalmente está referida a montos o importes. Actualmente carece de aplicación salvo en casos de tutela o curatela.

  • Presunciones legales o judiciales: Las presunciones son las consecuencias que la ley o el juez deducen de un hecho conocido para afirmar un hecho desconocido. Pueden ser de dos clases:

    • Legales: son establecidas por la ley y se dividen en dos:

      • Iure et de iure: no admiten prueba en contrario. 

      • Iuris Tantum: admite prueba en contrario a cargo de quien pretenda destruirla.

    • Judiciales: son las que el juez establece por examen de los indicios según su criterio. Para evitar la discrecionalidad judicial la ley exige que para tener fuerza probatoria las presunciones judiciales deben fundarse en hechos reales y probados y además ser varias, graves, precisas y concordantes.

  • Testigos: un testigo es un tercero extraño al juicio que declara acerca de los hechos percibidos por sus sentidos que tengan relevancia a efectos de la prueba en la causa en cuestión. El Art. 1193  CC limita este medio de prueba, los contratos no pueden ser probados por testigos salvo que una ley modifique el monto del artículo. Pero hay excepciones como en el Art. 1191 CC que si lo acepta.

Otros medios de prueba de los contratos se observan en el Código de Comercio en su Art. 208: 

  • Instrumentos públicos,

  • notas de los corredores y certificaciones de sus libros,

  • por documentos privados firmados por los contratantes o algún testigo a su ruego o a su nombre,

  • por correspondencia epistolar y telegráfica,

  • por libros de los comerciantes y las facturas aceptadas,

  • por confesión de partes,

  • juramento y 

  • testigos.

El código procesal por su parte también admite medios de prueba como pericas, inspecciones oculares, informes, etc.

Admisibilidad de la prueba: a los contratos no formales se los puede probar por cualquier medio. A los contratos formales se les aplica un principio general que es que sólo se prueban presentando el instrumento indicado en la ley. Ej. escritura pública en compraventa de inmueble. Como sabemos el contrato formal puede ser 'ad solemnitatem' es decir no pueden ser probados sino no es por le medio indicado y 'ad probationem' que tienen validez como medio de prueba en juicio. Salvo la excepción prevista en el Art. 1191 CC donde se pueden probar por cualquier medio los 'ad probationem' en estos casos:

  • Cuando haya habido imposibilidad de obtener la prueba designada por la ley. Ej. depósito necesario por inundación o incendio. Pérdida de documento por robo o hurto.

  • Cuando exista principio de prueba por escrito dado por cualquier documento que emane del adversario como un borrador, una carta, reconocimiento de deuda, testamento, etc.

  • Cuando mediare vicio de error, dolo, violencia, fraude, simulación o falsedad de los instrumentos donde constare. Es lógico porque generalmente se resguardan bien estos comprobantes si existieren.

  • Cuando una parte recibió una prestación y se negare a cumplir con el contrato. Cuando existe el principio de ejecución del contrato.

Instrumento Privado que modifica un instrumento público: Un instrumento privado puede modificar uno público o dejarlo sin efecto pero sus efectos sólo son inter partes y no contra terceros (Art. 1194).

 

Búsqueda personalizada



Oscar Londero