Derecho Civil III - Contratos

 

Efectos

Los efectos de los contratos son las consecuencia jurídicas que producen para las partes que consisten en crear, modificar, transferir o extinguir obligaciones. Es importante distinguir entre efecto de los contratos y de las obligaciones. El efecto del contrato es crear, modificar, transferir o extinguir obligaciones mientras que el efecto de las obligaciones e colocar al deudor en la situación de necesidad de cumplir (por sí o por otro) con la prestación a la que se ha obligado; y si ello no ocurre el acreedor posee los medios legales previsto en el Art. 505 CC para obtener el correspondiente resarcimiento. 

Los efectos de los contratos se dan con relación a las partes, a sus sucesores o a terceros.

Efectos con relación a las partes: Como es lógico, de la voluntad de las partes surjan obligaciones que ellos mismos han establecido. Las partes del contrato son los centros de interés que toman parte en el acto, pudiendo ser ellos mismos o bien mediante representantes. Las partes pueden establecer las condiciones del contrato por imperio del Art.1197 CC pero esto tiene sus excepciones ya que las partes no pueden exceder el Art.21 del CC donde se establece que las convenciones delas partes no puede3n ir contra la moral. el orden público y las buenas costumbres. A esto se debe agregar que la celebración, ejecución y cumplimiento contractual debe ser efectuado de buena fe (Art. 1198 CC). De aquí es donde surge

  • La responsabilidad pre contractual (regido por las reglas de la responsabilidad aquiliana),

  • La responsabilidad contractual (regido por la responsabilidad contractual) y 

  • La Post contractual (regido por la misma aquiliana o extracontractual). 

Para todo se debe observar la buena fe objetiva o lealtad y la buena fe creencia o subjetiva. Para la responsabilidad pre contractual se debe tener en cuenta los incumplimiento de deberes específicos de la actividad pre contractual, es decir desde la invitación a ofertar o la confección de la minuta y hasta la formulación de la oferta. Las partes poseen el deber de información a cargo de quien esté mejor posicionado (económicamente) para informar o informarse, el deber de custodia y secreto. El resarcimiento por daños y perjuicios derivados de la responsabilidad pre contractual obliga al resarciendo al interés negativo (confianza), es decir daño emergente y lucro cesante o sea lo que hubiera podido lograr si celebraría contrato con una persona seria que no se retire o incumpla sus deberes de no dañar al otro ('neminem non laedere'), recordemos que el daño al interés positivo es aquel que tiene que ver con el cumplimiento del contrato, pero aquí aun no hay contrato. 

El incumplimiento en la responsabilidad pre contractual está dado por la no observancia de los deberes específicos de la actividad pre contractual derivados de la buena fe como la información, custodia y secreto como también del retiro injustificado de las tratativas.

Efectos de los contratos con relación a sus sucesores:

Los efectos de los contratos se extienden a los sucesores universales o herederos (salvo que sean 'intuitu personae') y a las partes. Los contratos no pueden perjudicar a terceros (Art. 1195 CC). 

Sucesor Universal: se ha establecido que sucesor universal y heredero es lo mismo. Es la persona que recibe todos los bienes de una persona fallecida. A esta persona se le extienden todos los efectos activos (créditos) pasivos (obligaciones) de los contratos.

Excepciones: Los efectos contractuales No se transmiten a los sucesores universales en los siguientes casos:

  1. Cuando la obligación nacida del contrato fue para ser prestada por persona determinada o 'intuitu personae'. Ej. pintar un cuadro, escribir una canción, crear cierta melodía original, dar un concierto de violín, etc.

  2. Cuando la ley así lo establece. Ej. Art. 1396 CC donde dice que el pacto de preferencia no pasa a los sucesores.

  3. Cuando surge de una cláusula contractual como por ejemplo si dijera que si el locatario fallece se resuelve el contrato.

  4. Cuando surge de la naturaleza misma del contrato que el derecho termina cuando fallece su titular como lo es el caso del usufructo.

Sucesor Particular:  es la persona a la cual no se le transmite todo el patrimonio sino sólo un derecho o un objeto determinado sea por acto mortis causa o por acto entre vivos. En realidad el sucesor universal es como un tercero, no se ve alcanzado por los efectos del contrato. Pero esto admite excepciones, los contratos producen efectos sobre el sucesor particular en los siguientes casos:

  1. Cuando se trate de la locación donde el adquirente debe respetar la vigencia y condiciones contractuales (Art. 1497 CC).

  2. Cuando se trate de contratos accesorios constitutivos de garantías como prendas, hipotecas, etc donde el adquirente debe respetar esas garantías.-

  3. Cuando se trate de obligaciones ambulatorias o 'propter rem' que son las que recaen sobre quien sea titular de la cosa, acompañan a la cosa. Ej. expensas comunes, gastos de condominios, gastos de medianería, etc.

Pero la diferencia esencial entre el sucesor universal y el particular está dada por la forma de responder por las obligaciones del causante:

  • El sucesor universal responde con todo el patrimonio heredado más el suyo, salvo que haya aceptado la herencia con beneficio de inventario en cuyo caso responde con los bienes heredados solamente.

  • El sucesor particular responde sólo con el bien que le fuera transmitido (Art. 3266 CC).

Efectos con relación a terceros:

Los terceros son las personas totalmente ajenas al contrato. El principio general dice que los contratos no pueden perjudicar a terceros (Art. 1195 CC), ni oponerse por ellos ni invocarse por ellos (Art. 1199 CC).

Excepciones:

  1. Caso de contratos colectivos: los contratos colectivos de trabajo o convenios colectivos crean derechos y obligaciones para personas totalmente ajenas a la celebración contractual.

  2. Contratos a favor de terceros: son aquellos en que una de las partes conviene que cumplirá la prestación en favor de un tercero. Ej. el seguro de vida. Estos contratos que constituyen una excepción al Art. 1199 se validan por el desubicado Art. 504 CC. Aquí se da la relación entre tres partes:

    1. El estipulante o persona que crea el beneficio. Ej. quien toma el seguro de vida para su hijo.

    2. El promitente u obligado, es quien debe favorecer con la prestación al tercero.

    3. El tercero que es quien recibe el beneficio o prestación.

    A su vez en el contrato a favor de terceros se dan tres relaciones entre sus integrantes y el tercero beneficiado.

    1. Relación entre las partes: es decir entre el estipulante y el obligado donde se establece el tipo de prestación a cargo de este último y para satisfacción del tercero.

    2. Relación entre el estipulante y el tercero: es una relación de liberalidad o gratuidad.

    3. Relación entre el promitente y el tercero: aquí se da un vínculo obligacional donde el promitente debe satisfacer al tercero cumpliendo la prestación estipulada. Aquí se necesita según el Art. 504 CC que el tercero hubiera aceptado y notificado al prominente, en cuyo caso el beneficio puede ser revocado. Se aplican los medios legales previsto en Art. 505 para exigir el cumplimiento de la obligación.

  3. Contratos a nombre de terceros: esta situación se da en aquellas convenciones jurídicas donde una persona actúa en nombre de otro por mandato y el contrato obliga al tercero con la otra parte. Si no hay mandato el contrato es nulo salvo que el tercero lo ratifique o ejecute. La relación entre el tercero y quien celebró el negocio se rigen por las normas de la gestión de negocios (Art. 1161 - 1162 CC).

  4. Contratos de prestación de un tercero: Se trata de los contratos donde una persona promete a otro que un tercero cumplirá determinada prestación (Art. 1163). En caso de incumplimiento por parte del tercero el obligado deberá pagar los gastos, daños y demás.

  5. Caso de los acreedores: todo acreedor es denominado 'tercero interesado' porque si bien es tercero tiene sumo interés en los actos que realice su deudor en tanto comprometa su patrimonio que la prenda común de Los acreedores. Para estos casos la ley ha previsto distintas acciones en favor del acreedor:

    1. Acción revocatoria: se da cuando el contrato es en fraude a los acreedores. Ej. celebro un contrato de compra venta donde simulo vender todos los bines más importantes a efectos de sacarlo de mi patrimonio y eludir así el cobro de mis acreedores (Art. 961 CC).

    2. Acción de simulación: tiene lugar cuando un acto se cubre bajo la apariencia de otro  (Art. 955 CC).

    3. Acción subrogatoria: es aquella que permite al acreedor ejercer los derechos de su deudor, cuando este los ha abandonado o no actúa, con excepción de los que sean inherente a su persona (Art. 1196 CC).

 

 


Búsqueda personalizada



Oscar Londero