Filosofía y Ciencia Jurídica

         

SÓCRATES

Ahora pasaremos a analizar el otro grupo de pensadores que hemos detallado más arriba y que corresponde a los que vienen desde Sócrates y su nueva línea de pensamiento y reflexión filosófica. Ya ahora incursionando en metafísica, antropología, teoría del conocimiento, virtudes, alma, inteligencia, razón y demás.

Sócrates, Nació en Atenas en el año 470 A.C., de padre escultor y madre partera (mayeuta). Dedicó su vida a filosofar, dialogando con la gente en lugares públicos. A diferencia de los sofistas, Sócrates no cobraba por sus clases. No escribió ninguna obra: su pensamiento ha llegado hasta nosotros por el testimonio de quienes lo conocieron, en especial de su discípulo Platón. Convencido de que la verdad se encuentra en el interior de cada hombre, se había propuesto la tarea de ayudar a sus interlocutores a "darla a luz". Por eso decía que su oficio se parecía al de su madre: mientras ella ayudaba a las mujeres a parir niños, él ayudaba a los hombres a parir verdades. Para eso se valía de la ironía, método por el que hacía tomar conciencia a su interlocutor de que en verdad no sabía tanto como creía. Una vez que la persona reconocía su ignorancia, mediante preguntas la guiaba hacia la verdad. La ironía y el diálogo eran así las dos partes de su método, la "mayéutica". 

Su amistad con Alcibíades (uno de los Treinta Tiranos de Grecia) le valió la enemistad de muchos y, cuando éstos dejaron el gobierno, se vio envuelto en un juicio en el que se lo acusaba de corromper a la juventud introduciendo nuevos dioses. 

Corría el año 399 a.C. Fue condenado a muerte. Pasó los últimos días en la celda recibiendo a sus discípulos y conversando con ellos de Filosofía (así lo relata Platón en sus diálogos Critón y Fedón). Se rehusó a escapar, siendo que algunos de sus amigos habían arreglado su huida. Llegado el día, bebió la cicuta que le alcanzó el verdugo y murió apaciblemente.

Contra los sofistas, sostenía que, además de opiniones, el hombre es capaz de dar conceptos. Los "conceptos universales" no son para unos de un modo y para otros de otro, no dependen del estado de ánimo de quien los conoce, su contenido es siempre igual, no son inventados sino encontrados en la realidad a través de la experiencia.

En el campo de la Ética se oponía al hedonismo defendido por los sofistas. Distinguió entre un placer bueno y uno malo. Sostuvo que quien sabe, quien entiende, obra bien. «Nadie peca voluntariamente.»

Este brillante filósofo del siglo V AC que no escribió nada y se cansó de decir que no sabía nada (‘sólo sé que no se nada’), es el que produce el cambio medular en el pensamiento griego acerca del tema en que se va a ocupar la filosofía de ahora en más. Como se ha mencionado los pensadores anteriores estaban abocados al estudio reflexivo acerca de la Arje, la naturaleza, orden, origen y funcionamiento. Si bien Sócrates en su juventud se dedicó a estos temas, ya en su madurez se preocupó definitivamente por las cuestiones de La Ética, como vivir la vida, que debe hacerse para vivir bien la vida. Fundador de la filosofía moral, o axiología que ha tenido gran peso en la filosofía occidental por su influencia sobre Platón.

Se da cuenta que estudiar las cosas del cosmos de las que nada puede saber ciertamente no le aporta nada a la vida, entonces enfoca su reflexión a los actos humanos. Para esta tarea se orienta principalmente a encontrar principios de sean universalmente válidos. Sócrates se hace la pregunta: ‘que es la justicia?’, Protágoras se preguntaría: ‘que es la justicia?’ y agregaría , ‘para quién?’.

Para hallar estos principios universales utilizaba el razonamiento  inductivo, quiere decir que va desde el análisis de los particular a lo general. Busca la esencia común de las cosas particulares para elaborar el principio general y universal. Esta búsqueda de principios universales es el principal objeto de reflexión de Sócrates.

 

“Hay dos aportes que merecidamente habría que reconocerle a Sócrates, la prueba por inducción y la definición universal”. Aristóteles (discípulo de Platón, siglo IV AC).

Este pensador aplica el método del razonamiento inductivo, como ya se ha dicho, para elaborar el principio universal. Es decir que busca principios éticos de alcance objetivo y universal. Principalmente para distinguirse de su contemporáneo sofista, Protágoras, que era eminentemente subjetivo y contextual.

Veamos en que consiste este método, es decir porque caminos se llega a elaborar estos principios o valores o definiciones universales y objetivos.

Su método se basa en una de sus frases célebres ya enunciada al principio (solo sé que no se nada). Sócrates parte de la ignorancia del hombre como indicio principal de su finitud. El punto fundamental de la sabiduría es no perder de vista la propia ignorancia. Sócrates afirmaba tener la preguntas pero no las respuestas, precisamente por afirmar no saber. Considera que la búsqueda del conocimiento es una acción compartida y de colaboración entre todos por medio del diálogo y el intercambio de ideas.

 

Dialéctica: es el arte de dialogar sobre un tema a efectos de valorar para producir conocimiento universal y objetivo.

 

Este método socrático consta de dos momentos o etapas bien definidas, son las siguientes: La Ironía y la Mayéutica.

 

·        La Ironía: consiste en comenzar a hacer preguntas para conducir al otro al reconocimiento de su ignorancia. Siempre manifestando que él no sabe del tema. Sócrates llegó a ser acusado de fingir ignorancia para conocer el pensamiento de los demás. Esta es la parte que podemos llamarle destructiva para poder construir cimientos de buena base. Claro que en esta etapa vamos a encontrar personas que se iban sin continuar con el juego y otros que se prestaban quedando a la espera de más preguntas para así continuar con el proceso reflexivo propuesto por Sócrates.

 

·        La Mayéutica: Con la debida aclaración que a este término se lo asociaba en Grecia para referirse a la técnica obstétrica de las parteras podemos entonces - estableciendo una relación de conceptos - afirmar que Sócrates pretende hacer nacer el conocimiento del alma misma de la persona a la cual está atormentando con preguntas cada vez más profundas. Digamos que así como la partera es estéril y trabaja con la fecundidad de otros, Sócrates trabaja desde su estéril conocimiento con la fecundidad del alma de otros, produciendo el parto que dará a luz al saber.

 

Frases célebres y recordadas del filósofo:
  • "Solo es útil el conocimiento que nos hace mejores."

  • "Las nociones de bien y de mal son innatas en el alma humana."

  • "Cásate: si por casualidad das con una buena mujer, serás feliz; si no; te volverás filósofo, lo que siempre es útil para el hombre."

  • "Lo que mejor sienta a la juventud es la modestia, el pudor, el amor a la templanza, y la justicia. Tales son las virtudes que deben formar su carácter."

  • "Para desembarcar en la isla de la sabiduría hay que navegar en un océano de aflicciones."

  • "El amigo ha de ser como el dinero, que antes de necesitarle, se sabe el valor que tiene."

  • El orgullo divide a los hombres, la humildad los une."

  • "Yo sólo sé que no sé nada."

  • "La única cosa que sé es saber que nada sé; y esto cabalmente me distingue de los demás filósofos, que creen saberlo todo."

  • "¿Quién capitulará más pronto: el que necesita las cosas difíciles o quien se sirve de lo que buenamente pueda hallar?

Interesado estoy en dejar escrito en este apunte un relato muy interesante que hizo nuestro profesor acerca de la historia de un amigo de Sócrates que se dirige al Oráculo de Delfos a consultar a la pitonisa: ‘si existe alguien más sabio que Sócrates?’. A lo que la pitonisa contesta: NO. 

En forma apresurada este amigo regresa y le comenta a Sócrates de la respuesta recibida. 

Sócrates no entiende la respuesta y por supuesto se lo plantea en reflexión porque aquella afirmación atentaba directamente con lo que el profesaba; que no sabía. Entonces sale a la calle a realizar indagaciones a tres tipos distintos de personas:

·        Político: al comenzar a indagar se da cuenta que el político no sabe tanto como cree.

·         Poeta: lo que sabe es por las musas inspiradoras, no por sí.

·        Artesano: puede saber acerca de un oficio, como el de hacer muebles, pero en forma limitativa al resto del conocimiento.

Concluye Sócrates que estas personas no se dan cuenta de su límite cognoscitivo. No hay conciencia en ellos de que no saben. Desconocen totalmente su límite racional. Por tanto tiene razón la pitonisa. ‘El más sabio de los hombres es aquél que –al igual que yo- sabe reconocer su ignorancia.’ 

 


Oscar Londero