Filosofía y Ciencia Jurídica

         

EL SER
Sustancia y Accidente

            Las cosas que componen la realidad, los entes, los seres, los individuos de cada uno de los reinos pueden ser en si (sustancia) o en otro (accidente). Esta es la primera diferencia que encuentra la inteligencia al observar el ser: la sustancia y el accidente. Claro eso es una abstracción dado que la sustancia y el accidente se encuentran unidas en el ser, como ejemplo observemos una manzana roja donde la sustancia – lo que simplemente existe -  es la manzana y el accidente es el color rojo. El accidente existe pero en otro. Su ser es estar en otro. Lo que simplemente existe es la sustancia.

            Existen cambios en la realidad pero no son del mismo tipo. Por ejemplo una madera arrojada en una chimenea ardiendo cambia totalmente, se transforma, permanece la materia pero se transforma la sustancia, es un cambio sustancial. En cambio si pinto una silla cambia el accidente. Otro cambio sustancial es  el que se produce en el cuerpo humano después de la muerte, durante la vida humana el alma es el que hace que el hombre se encuentre unido y funcionalmente vital en sus órganos.

            La sustancia obra,  se perfecciona o degrada a través de los accidentes. Por eso la diferencia accidental que existe entre una persona asesina (degrada) y la Hermana Santa Teresa de Calcula (perfecciona).

            Como estar seguro que existe la sustancia y el accidente y no es un invento? La evidencia es que en la realidad las cosas se encuentran en movimiento. Y la mente puede captar dos tipos de movimientos:

1.       Cambio Sustancial: cuando cambia la forma y se transforma en otro ente permaneciendo la materia y cambiando la sustancia. De la muerte del cuerpo al cadáver, del bloque de madera quemado a la ceniza, del bloque de mármol a la estatua.

2.       Cambio Accidental: La sustancia obra, se perfecciona o degrada a través de los accidentes. Por nuestro libre albedrío tenemos capacidad de dirigir nuestro cambio y nuestra sustancia. Cuando aprendo mi inteligencia cambia accidentalmente, si pinto un mueble se produce un cambio accidental.

Entonces como ya se ha dicho todo existe pero no de la misma manera. El ser es análogo. Se diferencian dos tipos de analogías:

1.       De Atribución: siempre hay un primer analogado, algo que se atribuye a una cosa de manera total. Ejemplo: el hombre sano.

2.       De Proporción: se le atribuye en relación a la clasificación anterior. El único sano es el hombre pero en comparación se le atribuye a otros seres. Ejemplo: clima sano, color sano, alimento sano.

 

Categorías accidentales del ser (Aristóteles)(PAP SC CHTLR)

1. Sustancia            

2.  Cantidad 

3.  Cualidad

4.  Relación (entre sustancias)

5.   Acción          

6.  Pasión (padecer, afectar por otra sustancia)

7.   Lugar                  

8.  Tiempo

9.  Posición (sitio)   

10. Hábito (lo que rodea)

Ejemplo: Sócrates (sustancia) es un hombre (sustancia) petiso (cantidad), calvo (cualidad), hijo (relación) de Sofonisba que enseña (acción) filosofía perseguido (pasión)  por los sofistas en Atenas (lugar) bajo Pericles (tiempo), de pie (posición), en medio de estudiantes (hábito) y de abribocas.

Ejemplo jurídico: El imputado Carlos Gómez (sustancia), ciudadano argentino (relación), tez blanca (cualidad), 45 años de edad, un metro setenta y cinco (cantidad) de estatura, escucha (acción) de pie frente al tribunal (posición) la resolución judicial donde consta que ha sido procesado (pasión) por el delito de robo calificado que hubiera cometido (acción) en la fábrica ‘NX’ (hábito) de Paraná (lugar) el 10/08/2002 (tiempo).  

Propiedades Trascendentales del SER

            Cuando se habla de propiedad es algo connatural, algo que pertenece o le sigue a algo. Santo Tomás de Aquino indicó las siguientes propiedades trascendentales del ente pero en la realidad y una nota de universalidad, distinto a Kant que las ve sólo en la conciencia. Son trascendentales porque son propios de todo ente, en la medida que estas propiedades crecen o degradan así será la entidad de algo, ellos son:

  • Unidad

  • Verdad

  • Belleza

  • Bien

 

  • Unidad: es la indivisión interna de un ente y la división de otro entre. Hay varias clases de unidades como las materiales (mesa, silla), las morales (CN), las jurídicas (leyes).

  • Verdad: es la realidad de las cosas. Existen dos tipos de verdades:

  • Ontológica: es la pensada por Dios y puesta en la creación para ser conocida por el hombre.

  • Lógica: es la que conocemos más, es la adecuación de la inteligencia la realidad. La mente se adecua al ser. El ser es cognoscible en su verdad lógica. Se conocen las cosas mediante la conexión conceptual buscando saber lo que las cosas son descubriendo su verdad esencial.

  • Bien: lo bueno es el ente en cuanto deseado y querido. Ya que el ente no es bueno o malo sino que es en función del grado de perfección que tiene el en el ser. Será bueno si es conveniente  o se logra tomar conciencia del grado de entidad del ente. Todos los entes tienen el grado de bondad del ser por el hecho de ser. El mal no existe. Plotino (siglo V AC) dijo que ‘el mal es la ausencia de un bien debido’. Ejemplo la visión acotada de un ojo, un juez sin probidad moral. Existe una gradación de males:

  • Físicos: son no alcanzados por la voluntad (genéticos).

  • Morales: estos si dependen de la voluntad. En vez de obrar para perfeccionarme me degrado con mis actos. Cuando no se adquiere la perfección que corresponde siempre alguien sufre. La mayoría de los males dependen de la falta de moral. Otra parte depende del caso fortuito (aquello previsto e inevitable) como el accidente de avión sin imprudencia de nadie. A esto ningún filósofo ha podido dar explicación. Este misterio del mal hace quedar ciega a la filosofía. ¿Porque nuestra inteligencia hecha para el bien y el mal se aparta? Sólo se puede responder por medio de la teología, la Biblia, la verdad revelada. El hombre desde su primera ruptura con Dios por pecado original ha elegido por la satisfacción inmediata. JESUS resume sabiamente la moral: ‘no hagas a otro lo que no deseas para ti’. La conciencia ha sido el primer tribunal puesto por Dios en el hombre para guiar sus actos. La causa del mal es el ser libre racional.

  • Belleza: Se debe distinguir lo lindo de lo bello. La belleza es una armonía en la cosa, es el resplandor de la verdad y del bien a un alto nivel. Existe una belleza física que es inmediata y una belleza espiritual que es mediata. Este trascendental es el más complicado por su aspecto subjetivo ya que depende de la sensibilidad y del ambiente configurador. Ejemplo el niño que escucha determinado tipo de música local en Latinoamérica difícil será que pueda valor una pieza de Mozart. También cuando la belleza se maneja sólo en el orden sensible no queda lugar para la belleza espiritual.

Con lo expuesto hemos dado una nota estética del ser, como una foto. Pero en la realidad hay cambios, movimientos, devenir. Es una evidencia que las cosas cambian. Existe un movimiento físico de los animales, plantas, las cosas y un movimiento moral que tiene que ver con el obrar humano, con la acción moral.

            El movimiento metafísico es el segmento que posibilita el paso del acto a la potencia, de un acto primero a un acto segundo. Aristóteles descubre que el ser no tiene un solo estado. Tiene potencia, la posibilidad de ser, un tronco tiene posibilidad de ser un mueble. Tiene acto, el estado de ser actual de la cosa hecha y realizada. Existe la potencia pasiva que es la posibilidad de ser y la potencia activa que es la de poder ser. Las cosas materiales sin vida tienen la posibilidad de ser modificadas desde fuera. Los seres vivientes tienen la posibilidad de perfeccionarse desde su interior.

            Entonces Aristóteles define al movimiento como ‘el acto del ente en potencia en cuanto está en potencia’. No hay movimiento entre el pedazo de madera y el mueble sino en el segmento intermedio entre algo que existe y el momento que logra alcanzar un grado de perfección, el segmento entre el acto primero y el acto segundo es el movimiento. Se habla de alcanzar cierto grado de perfección porque el movimiento puede ser perfectivo o degradante según sea contrario o a favor del acto primero o naturaleza del ente.

La ética se encarga de saber que tipos de actos perfeccionan y cuales degradan la naturaleza humana (acto primero). Perfeccionar significa en griego terminar de hacer. El hombre tiene como tarea perfeccionarse a sí mismo. A los demás entes la perfección le viene desde fuera.

 


Oscar Londero