Filosofía y Ciencia Jurídica

         

POSICIONES

Muy bien hasta aquí se ha hecho una breve reseña del pensamiento filosófico desde los inicios del cristianismo y hasta el siglo XX en lo que respecta a las posiciones de la fe y la razón. Pasemos ahora a enumerar las cinco posiciones o actitudes posibles que existen frente a esta polémica milenaria de fe y razón, filosofía y teología. A saber:

 

1.      Eliminar la razón: esta postura es representada por todos aquellos que por su soberbia pretenden alcanzar algo que no pueden por su finitud. En este caso estamos frente a una fe que se obtiene por la verdad revelada de la religión. Es el caso de Tertuliano, Lutero, San Ireneo, entre otros.

2.      Eliminar la fe: Esto lleva a pensar que el hombre se salva por el conocimiento, la Gnosis del siglo XIX, período ilustrado. La razón nos salva, es todo lo que necesitamos para ser felices. Se convierte en ideal el pecado original, seréis como dioses. Pecado significa ruptura del pacto de fidelidad con alguien. Esto es el caso de una razón totalmente atea. Marxismo.

3.      Separar radicalmente la razón de la fe: Debido a que las verdades que ofrecen ambas corrientes de pensamiento son contrarias se debe separarlas sin llegar a rechazarlas. Se llega pensar que se puede convivir con las dos verdades contrarias y separadas. Aberroes, filósofo musulmán del siglo XI apoya esta posición. Siger de Bravante también asume esta postura que será negada y discutida por Santo Tomás en el siglo XIII.

4.        La fe como supuesto de la razón: Significa colocar a la fe delante de la razón. La razón debe ejercitarse a posteriori del acto de fe. Primero debo creer y luego de forma racional explicar lo que he creído. San Agustín, obispo de Hipona, Africa, del siglo IV dirá: ‘Creo para comprender pues sino creyera no podría comprender aquello en lo que he creído’. San Anselmo en el siglo XI dirá: ‘Primero creo para   después entender ...’

5.        Hacer justicia entre la fe y la razón: En esta posición se entiende a ambas como en una relación de estrecha colaboración. ‘La fe y la razón son las alas del espíritu’. Juan Pablo II, Fides et Ratio. Pues hay verdades naturales que se conocen por la razón, es el caso de las ciencias. También existen verdades sobrenaturales que se conocen por la fe y la razón. (se aplica el principio del punto 4, primero creo luego entiendo lo que creo, teología y filosofía.)

 

Recomiendo releer este tema si no queda claro ya que es muy importante la clasificación que se hace de las posiciones que se pueden encontrar con respecto al desencuentro milenario entre fe y razón. Principalmente nos hace tomar conciencia de las distintas formas en que el hombre ha considerado su existencia. No olvidemos que esta polémica está vigente hoy en el siglo XXI.

 


Oscar Londero