Filosofía y Ciencia Jurídica

         

RELACIONES: FE - METAFÍSICA - IDEOLOGÍA

El sabio es aquel que encuentra orden en su vida, que da a cada aspecto de su vida el lugar que corresponde. Los griegos supieron dar el nombre de sabiduría a la filosofía pero tenía un problema: aceptaba todas las preguntas pero no podía con todas sus respuestas.

Ahora bien la vida del hombre de manera superficial, apática y llena de dejadez es aquél modo de vivir totalmente contrario a la naturaleza racional humana. El hombre cuando necesita respuestas posee dos caminos posibles para satisfacer esa necesidad:

·         Si la razón no da respuestas entonces prefiere quedarse sin ellas, sumido en una soberbia total donde los límites de la realidad son establecidos por la persona misma.

·         Ante la falta de respuestas puede optar por una visión trascendental donde se desea conocer más allá de la realidad observable. Donde se dan dos planos:

·         Horizontal: donde quizá otro individuo tenga las respuestas.

·         Vertical: donde frente a las preguntas que nadie puede responder aparece la búsqueda de OTRO que pueda dar esas respuestas: DIOS.

Razón: es una capacidad o potencia del alma para asimilar intencionalmente toda la realidad de manera universal y necesaria.

Fe: Es el acto por el cual se afirma una verdad de la cual no se posee evidencia intrínseca, basados en el testimonio de un testigo fidedigno o confiable. Se puede clasificar  a la fe en dos tipos:

·         Fe Humana: cuando el testigo es del grupo humano, por tanto es condicional y relativa.

·         Fe Divina: cuando el testigo es DIOS, siendo entonces absoluta e incondicional.

Fe no es cerrar los ojos y decir creo. Eso es un acto irracional. La fe es creer en algo pero racionalmente y en función de un testigo fidedigno. Siempre es mejor tener conocimiento comprobable directamente que por fe. Pero acerca de aquellos temas donde la razón no aplica – que por gran casualidad son los más importantes – es donde prevalece la fe como sustento principal del conocimiento.

La religión (religare – volver a unir algo que se ha cortado) otorga sustento y buen cimiento a las personas. El que no posee religión está como en el aire, no está ligado a nada, no sabe de donde viene, no sabe que hace, ni a donde va en su vida.

Existen dos tipos de religión:

·         Natural o ascendente: es aquella religión que se da por la búsqueda racional de nuestros orígenes. Se busca que está detrás de todo lo creado, para lo que la mayoría de la humanidad busca este sentido en DIOS; llegando a concepciones distintas dependiendo del grado de desarrollo de la civilización.

·         Sobrenatural, descendente o revelada: Se basa en la revelación divina, en la verdad revelada por DIOS. Existen distintas revelaciones: Judíos, Musulmanes y Cristianos. Lo primeros y los últimos comparten su comienzo y se dividen en el Nuevo Testamento con el nacimiento de Jesucristo. El testigo es DIOS o el profeta. El tema es como comprobar si el que habla realmente es DIOS. Aquí es donde aparece la relación entre fe y razón, esta conexión es la forma de comprobación racional de la existencia de un testigo fidedigno. En la religión se debe distinguir la parte objetiva de la subjetiva. Ya que se puede creer de buena fe y sin malicia en algo erróneo. No basta la buena fe y las buenas intenciones. Por esto la inteligencia pretende llegar a la verdad objetiva.

Ahora bien con el tema de la religión se producen afirmaciones por interpretaciones no compatibles entre sí. Pero si hay un solo DIOS que se reveló al mundo no puede suceder que se haya revelado de maneras distintas y opuestas.

Podemos afirmar que hay manera de comprobar que se adhiere a la religión verdadera.

Nadie elige nacer ni el idioma que habla en sus comienzos. Al igual que la religión son imposiciones de otros humanos. Pero al llegar a cierta edad de madurez se puede elegir que creer.

Analicemos el siguiente texto:

Muchos, en éste mundo sumido en la confusión, afirman ser miembros de la verdadera religión de Jesucristo. Discuten a muerte su postura y nada ni nadie puede moverlos del modo de pensar que adquirieron a través de su historia religiosa. Lo interesante es notar que ni siquiera la mismísima Palabra de Dios es referente válido para ellos para comprobar su posición frente a Dios. Éstos se han bloqueado a todo argumento que, aún si evidencia el error por el cual transitan no lo aceptan, por la razón de que es un hábito, costumbre o tradición permanecer en dicha religión. Esta es la religión recibida por tradición.


Toda postura humana acerca de Dios es subjetiva y relativa. No se puede confirmar si lo que cree es fiel a la verdad o es una mentira. Su mente es finita y no alcanza a comprender a un ser infinito como es Dios. Por tanto, se requiere de un referente externo al propio ser humano al que poder apelar y comprobar si mi fe está colocada en un objeto valido o me he entregado a un sinsentido. El único referente valido al que el hombre puede apelar es la Biblia, testimonio de Dios, palabra inspirada por Dios. La Biblia es una entidad absoluta por cuanto es eterna, atributo de cual Dios doto a su palabra. El Logos, la palabra viva. Jesucristo como verbo encarnado, como Palabra de Dios para el hombre confundido y sin rumbo en la vida. ÉL es la respuesta a la incapacidad espiritual del hombre de alcanzar a Dios.


Pero la gente se aferra a lo que cree desde sus opiniones, y gustos personales. Cuál es la verdadera religión? la respuesta es de Dios, y la ha dado en su palabra, en el logos; es decir, la respuesta es Jesucristo que a través del misterio de los milagros ha dado prueba suficiente de su persona divina.

Se puede afirmar que el 99% de la vida humana se basa en actos de fe. Una persona cree que su coche arrancará cuando coloca la llave en el encendido. Cree en la filiación que afirman su padre y madre. Cree al contraer matrimonio civil y religioso. Cree el esposo que su esposa dará a luz al ingresar en la clínica de maternidad. Cree en sus maestros y profesores en su período escolar. Todo esto es porque el hombre sin fe y sin confianza en sí y en otros no puede existir en esta vida.

Analogía o comparación de la prostitución corpórea y la intelectual.  

Los filósofos antiguos decían que los sofistas y los falsos intelectuales estaban prostituídos. El que se prostituye cambia la venta de su cuerpo o ideas por bienes materiales o dinero.

Las prostitución está mal porque la elección moral está más cerca de lo menos valorativo. El que se prostituye vende parte de su persona por bienes materiales a los cuales valora o considera más valiosos que su propia persona.

La prostitución material es la vena de ideas a cambio de bienes materiales, como el poder y la influencia. Este tipo de prostitución es pero por el daño que se puede hacer con la aplicación del conocimiento hacia fines non santos. Un ejemplo claro de lo antedicho es la aplicación de la ciencia al terrorismo, o la utilización del intelecto a favor del periodismo que trasmite una información adjetivada. Pero la prostitución se da como fruto de una relación de dos partes desordenadas moral e intelectualmente. Platón dice que para que esto no suceda, la persona debe contemplar los bienes espirituales de tal manera que pueda estar dispuesto a darlo todo por ellos. Siempre la cuestión es haber salido de la caverna y quedar cegado por la luz del conocimiento. Solo el que ama la verdad puede estar dispuesto a perderlo todo por ella. El político corrompido es el que antepone el bien particular al bien común.

 

Relación entre la metafísica, fe y teología.  

La razón a través de la metafísica busca los fundamentos últimos. Pero se da cuenta en esta búsqueda que tiene todas las preguntas pero no todas las respuestas. Esto produce un efecto de búsqueda inquieta en la inteligencia. Entonces es cuando la razón al no encontrar las respuestas deseadas busca otras vías y otros caminos para responder a estos altos interrogantes: La Fe.

La metafísica es la parte más elevada y potente de la filosofía. Por debajo de ellas encontramos el saber científico y más abajo el conocimiento vulgar. Por encima de la metafísica se encuentra la Teología. Todos los filósofos importantes como Platón y Aristóteles al terminar su obra intelectual acerca de lo conocido y explicable escriben un tratado sobre DIOS.

El reduccionismo ve una parte en la creencia que es el todo. No hay nada peor que un error que se parece a una verdad. Es el caso de la ideología que está en la realidad y se parece a la filosofía.

En la actualidad la ideología es considerada a nivel vulgar como una forma de pensar. En el plano filosófico la ideología se opone a filosofía.

Ambas pretenden ser conocimiento verdadero, absoluto de toda la realidad. Pero el concepto de verdad que ambas manejan es opuesto.

Para la filosofía la verdad es la adecuación de la inteligencia a la realidad. El ser precede al conocer. Es un acto de humildad, las cosas existen antes que el hombre y se las puede conocer por medio de la razón dentro de sus límites o finitud. Nunca se puede conocer la verdad completa. La realidad mide el conocimiento del filósofo por lo que trata de aproximarse constantemente adecuando su inteligencia a la realidad. Para el filósofo realista la teoría es un medio para conocer. Observa la realidad pos los sentidos, separa lo universal y las esencias y elabora conceptos para su interpretación teórica. Al experimentar que su teoría actual no se adecúa la reformula o la cambia completamente. Observa y ve la realidad y elabora teorías para orienta su conducta.

 

El ideólogo pretende la adecuación de la realidad a su idea (Kant). Para el ideólogo la teoría es un fin en sí misma. Destruye a la filosofía y ha ocasionado mucho daño en la historia de la humanidad: Nazismo, Marxismo, Liberalismo.

El ideólogo dice quiero el poder, entonces ordena a su voluntad la elaboración de una teoría para obtener ese poder. Formula teorías justificativas de su conducta perversa. Nunca acepta que los hechos (realidad fáctica) no coincida con su idea.

 

Antes de ingresar en el análisis de las posturas ideológicas mencionadas recordemos el concepto de definición: que es aquello de circunscribe, establece los límites para lo que utilizamos los elementos conocidos como:

1.      Género Próximo: que es aquello con lo que puedo confundir al objeto es decir lo más parecido.

2.      Género Específico: que lo que lo hace diferente, lo esencial del objeto definido.

3.      Ejemplo: De la definición aristotélica de hombre: ‘animal racional’ decimos que el género próximo es animal y el género específico es racional.

 

Todas las ideologías parten de una definición de hombre de la cual surge el basamento ético y jurídico de un sistema de regulación social. Tratan de masificar por medio de imágenes para hacer aceptar la realidad acriticamente y sin reflexionar.

 

·         Nacional socialismo (Nazismo): El hombre es un animal racional de raza aria. El error es que agrega accidentes (raza aria) que no corresponden, ya que el género específico sólo debe contener lo esencial del objeto definido. Lo perverso es no dar derechos a los no arios.

·         Comunismo, Marxismo o Leninismo: El hombre es un animal superior, más evolucionado que los demás animales, capaz de elaborar e interpretar signos complejos y desprovisto de alma. Esta postura del materialismo Marxista niega a DIOS, ‘la religión es el opio de los pueblos’ (Karl Marx).  A esta definición de hombre le falta el género específico, lo esencial que es la inteligencia, voluntad y la libertad humana. Esta ideología no otorga derechos individuales.

·         Liberalismo Salvaje: El hombre es un animal racional que produce y consume. En esta definición se agrega algo que no es esencial. Lo perverso es que el sistema jurídico dice que el hombre que no produce o es improductivo no es hombre. El feto no es hombre lo que da lugar a leyes abortivas sin límites. En Europa se interrumpen los embarazas de niños dawn intrauterinamente para impedir su nacimiento por considerarse improductivos para el sistema.

Ideología y Religión:  

El hombre no religioso corres riesgo del relativista, pensar que él es el absoluto, la medida de todas las cosas.

El hombre religioso sabe que DIOS es la medida de todas las cosas. Su riesgo es la intolerancia, la incapacidad de aceptar un mal. Otro riesgo es volverse impaciente tratando que el otro semejante sea religioso sin respetar su libertad.

La religión se puede ideologizar cuando se vuelve impositiva y tiránica.

 


Oscar Londero