Filosofía y Ciencia Jurídica

         

HELENISMO

Se trata de dos corrientes de pensamiento griego que se plantean como centro de la reflexión ‘como se debe llevar una vida feliz’.

 

Estoicismo: El vocablo estoico proviene de ‘Stoa’, que significa pórtico, que es  el lugar donde enseñaba el primer pensador que origina esa corriente en Atenas por ser extranjero y no tener lugar físico donde desarrollar sus actividades.

Para los estoicos era fundamental dominar y estirpar todo tipo de pasiones. Era su ideal de vida, el vivir sin pasiones al llamaron ‘apatheia’. En esta dominación racional que ejercían sobre sus pasiones logran un estado de plena serenidad que los lleva a tener una vida feliz.

Afirmarán que la razón humana es recta en su obrar cuando se ajusta al logos universal. Por esta razón es que somos los hombres todos iguales, condenan la esclavitud y consideran que el hombre puede vivir alcanzando grados de sabiduría.

Este movimiento coincide con la disgregación ateniense, mientras que para Aristóteles la felicidad radica en la vida contemplativa para los estoicos no.

Consideran que es mejor vivir en armonía con el universo considerando a la filosofía como un saber práctico o un medio para mejorar su vida, y no como saber especulativo.

El sabio estoico pretende eliminar todo sentimiento, siendo muy frío, autosuficiente, inconmovible y supuestamente tiene todo resuelto. Se escucha por ahí el dicho: ‘lo soportó estoicamente’, es decir sin expresión alguna.

 

Epicureísmo:  esta escuela filosófica del helenismo es contemporánea y opuesta a los estoicos. Estas corrientes tienen vigencia desde el siglo IV al siglo III AC.

Epicuro vive desde el –341 al –270 AC vive más o menos 70 años, tiene una vida enferma, logra establecer un escuela en una cosa con un gran jardín, se lo llama los filósofos del jardín.

Más que una escuela de filosofía, el jardín, era un círculo de amigos, una congregación, una casa de retiros o un sanatorio moral. Tiene gran connotación terapéutica. Llevan una vida austera, retirada y común, con total menosprecio del dinero y la materialidad. Su fin principal era lograr paz y felicidad del alma. Valoran mucho la amistad como fuente de buenos y serenos momentos.

 

 

 


Oscar Londero