Filosofía y Ciencia Jurídica

         

ANAXIMENES

Nació en Mileto, hijo de Eurístrato. Fue discípulo y compañero de Anaximandro, coincidiendo con él en que el principio de todas las cosas — Arjé— es infinito; aunque, a diferencia del ápeiron de su mentor, nos habla de un elemento concreto: el aire. Esta sustancia, afirmaba, se transforma en las demás cosas a través de la rarefacción y la condensación. La rarefacción genera el fuego, mientras que la condensación el viento, las nubes, el agua, la tierra y las piedras; a partir de ahí se crea el resto de las cosas.

Dirá que el principio de todas las cosas es el aire. La Arje es una realidad denominada Aire, pues en él tienen lugar la rarefacción y la condensación. El aire puede dar origen a lo líquido, a lo sólido y a lo gaseoso por comprensión y expansión. Considera el Aire como el alma del universo, por el aire todas las cosas y los objetos llegan al ser. Así como el alma vital es soplo o aliento, llega a afirmar que los dioses mismos surgen del aire.

Como se puede observar los pensadores de los primeros siglos de la filosofía estaban abocados al universo y su origen. 

Se dice que Tales llegó a caer en un pozo de tanto mirar hacia arriba durante sus investigaciones cosmológicas. Pero no todo este esfuerzo fue en vano, como ya veremos, no sólo tiene aplicación en cuanto al cosmos, sino que ciertas corrientes de pensamiento filosóficos pueden ser fuente de buenos resultados cuando son aplicadas a casos análogos.

   


Oscar Londero